Nuevo round en la polémica entre Bryn Kenney y Martin Zamani

Bryn Kenney

Martin Zamani volvió a la carga en las acusaciones que ha formulado contra Bryn Kenney por supuesta práctica de distintas formas de fraude contra el juego limpio y las normas establecidas en el poker online. Zamani reveló pantallazos que muestran conversaciones entre el acusado y su presunto cómplice, George Wolff, en las que se deja en claro que Kenney tenía conocimiento y participaba de la comisión de faltas como ‘ghosting’ y multicuentas, entre otras.

Kenney sigue en una encrucijada por las acusaciones de estafa formuladas en su contra

En los últimos días de abril, los seguidores del poker en todo el mundo conocimos sorpresivas denuncias en contra del mediático grinder estadounidense Bryn Kenney, reconocido por encabezar el ranking de ganancias de todos los tiempos, en el ámbito del poker online. Las acusaciones contra Kenney, que dejaron paralizada a la opinión pública en el contexto de esta disciplina mental, fueron hechas por Martin Zamani, otro habitual de las pantallas, también nacido en el país del Tío Sam; en una intervención en el podcast que habitualmente publica Doug Polk.

Martin Zamani

Zamani afirmó que Kenney habría incurrido en diversas prácticas que atentan contra el juego limpio y la equidad necesaria para el desarrollo de la sana competencia, como fraude, colusión, valerse de la utilización de múltiples cuentas para el juego y uso de software de apoyo en tiempo real. Pero el cargo más grave entre las denuncias formuladas por Zamani, se dio al señalar que Kenney se habría valido de un establo de jugadores y de su reconocida posición de privilegio en la plataforma GGPoker, para dejar sus partidas a cargo de otros jugadores, práctica que es conocida como ‘ghosting’ entre los profesionales del poker online.

En respuesta, Kenney intentó desvirtuar las acusaciones de su colega, para lo cual se pronunció inicialmente de una manera muy escueta a través de Twitter. El trino de Bryn, publicado el 24 de abril, fue éste: “Queridos amigos y fans: se han hecho acusaciones sobre mí. Lo más importante para mí es no verme envuelto en ningún tipo de trampa. No hay pruebas de esto y todos los que me conocen saber que no es cierto. Me ocuparé de esto con más detalles en breve”.

Esta tibia respuesta de Kenney prolongó el suspenso respecto a su situación entre la comunidad de jugadores y seguidores del poker; ya que se limitó a afimar que no existían pruebas contra él, algo que para un sector suspicaz del público se entendió como una admisión implícita de los cargos. Poco después, el acusado sostuvo una extensa entrevista con la productora y periodista Sarah Herring, uno de los rostros más reconocidos en el contexto mediático del poker, gracias a su labor al frente de la cadena PokerNews.

En esta charla, Kenney se descargó contra Zamani, con afirmaciones como: “Martin es una persona que me ha dejado ver, a través de nuestras conversaciones, que nunca ha sido realmente feliz con su vida. Sus acusaciones son absolutamente una locura; es una de las cosas más locas que he escuchado en mi vida. Quiero decir, ya sabes, he tenido una carrera en el poker durante 17 años. ¿He estado alguna vez en la misma habitación con alguien aconsejándolo o entrenándolo? ¡No!”. A pesar de tan elocuente y vehemente discurso de defensa, Kenney omitió una vez más la presentación de pruebas que lo exoneraran de culpa frente a los denuncios hechos por su repentino antagonista.

Este jueves, Martin Zamani rompió el silencio y reactivó la polémica, al dar a conocer un puñado de pantallazos que vuelven a dejar en jaque la reputación de Kenney. En las imágenes que reveló, Zamani deja a la vista conversaciones que refutan todo lo afirmado por Bryn en su conversación con Herring, pues evidencian que sí tenía conocimiento de temas con el ghosting, el uso de multicuentas y otras tantas prácticas fraudulentas.

Estas pruebas fueron aportadas por George Wolff, uno de los supuestos cómplices de Kenney, a quien Zamani habría persuadido para que enviara estas reveladoras imágenes. Wolff, un grinder que también acumula más de 3 millones de dólares en ganancias en vivo, habría sido, al parecer, uno de los jugadores que participó en el esquema de Kenney. George remitió directamente a PokerNews un registro de tres años de conversaciones entre él y el acusado. Allí, entre otros mensajes, también se devela que ambos hablaban del uso de TeamViewer, un programa que permite ver la pantalla de un computador y controlarla desde otro ordenador, además de la utilización de VPN, un recurso que permite enmascarar la ubicación real en la que se encuentra el jugador.

Con esta amplia evidencia, Kenney queda en una compleja encrucijada, puesto que es prácticamente un hecho que no solo estaba enterado de todo lo que ocurría en estas formas de estafa a través del juego, sino que también participaba directamente en ellas. En lo inmediato, estamos por ver qué rumbo tomará esta polémica y cómo reaccionará Bryn ante las nuevas pruebas aportadas por Zamani. Por ahora, es bien claro que esta conflictiva situación está aún distante de llegar a su aclaración definitiva.

Jorge Loaiza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último del Poker

Suscríbete

Te mantendremos al tanto sobre lo último de poker

Suscríbete
×