Pedro Neves conquistó el Monster Stack mientras que Chris Hunichen alcanzó la gloria en el High Roller de US$100.000.

Han concluido dos interesantes eventos en la agenda y un maratónico Monster Stack tuvo su conclusión tras cinco días de batalla campal, con Pedro Neves imponiéndose ante un field masivo para ganar su primer brazalete, mientras que por su parte Chris Hunichen hizo lo propio en el High Roller.

Todo evento tiene su principio y también su final, y ayer por la tarde llegaron a su definición dos eventos que nos mantuvieron pendientes de su desarrollo debido a sus particulares características.

Por un lado, el Evento #38: $1.500 Monster Stack No-Limit Hold´em registró un total de 8.703 entradas, un evento masivo de esta serie que consiguió generan un gran pozo de premios por US$11.618.505 a repartir entre 1.306 plazas.

Llegando hasta un quinto día de juego, la mesa final quedaba conformada y con millones de puntos distribuidos entre los competidores, bastante juego por delante había todavía en camino a ese brazalete en disputa.
El mismo Pedro Neves (Portugal), lideraba a los siete últimos y supo hacer valer el peso de su monstruoso stack con 172.200.000 puntos para imponerse hasta el final.
Con la salida de Jeremy Maher (USA) en el tercer lugar, el mano a mano quedaría por definirse entre Aaron Johnson (USA) y el futuro campeón.

La mano que valió el triunfo fue una trampa tendida por el portugués, cuando completara desde SB para ver como Johnson empujaba su resto por 63.400.000 desde la BB/BTN y el pago instantáneo forzó a que ambos dieran vuelta a sus cartas:

Pedro: A♦️ K♦️
Aaron: A♣️ 2♠️

El flop mostró 3♦️ 4♦️ 7♣️, dando posibilidad de escalera para la mano dominada.

El turn llegó con un 5♠️, mismo que se sentía como un balde de agua helada para Neves, quien veía la victoria alejarse de él. Solo un diamante le valía, dejando en alrededor de 15% sus posibilidades de dar la vuelta a la situación. Escasas, pero no imposible.

El river fue un 6♦️ y con ello, Pedro Neves (Portugal) se adjudicó el primer brazalete WSOP de su carrera y un indescriptible júbilo que inundó todo el salón en compañía de todos sus amigos y su pareja, pues un botín que supera el millón de dólares le aguarda al pasar por caja.

Tabla de cobros mesa final Monster Stack (US$):

Pedro Neves (Portugal) – $1.098.220
2º Aaron Johnson (USA) – $732.329
3º Jeremy Maher (USA) – $550.920
4º José Carlos Brito (Portugal) – $417.213
5º Guangming Li (USA) – $318.077
6º Brian Roff (USA) – $244.137
7º Tim Reilly (USA) – $188.660
8º Bret Martin (USA) – $146.789
9º Robin Guillaumot (Francia) – $114.998

Chris «Big Huni» Hunichen se impuso en el complejo High Roller de US$100.000 para ganar también, su primer brazalete WSOP en su carrera.

Otro torneo muy interesante de la agenda y que se definió alrededor de una hora después, fue el Evento #47: $100.000 High Roller No-Limit Hold´em, que con uno de los buy-ins más elevados del programa, atrajo sin duda a los mejores jugadores de todos los rincones del mundo para disputar este brazalete que posee un valor adicional en relación a la dificultad para reclamarlo.

El evento registró solo solo 112 entradas, generando un campo relativamente muy corto si se compara con el anterior evento, pero sin embargo, acumuló US$10.836.000 en su pozo de premios, cantidad casi equiparable con la bolsa repartida en el Monster Stack, pero que tuvo alrededor de 78 veces más registros. Los premios se repartieron solamente entre los mejores 17 competidores, los mejores entre los mejores, indudablemente.

En el camino hacia la gloria quedaron jugadores de la talla de Sergio Aido (España) en el 16º lugar con un cobro por US$209.346 y quien curiosamente viene de ganar también su primer brazalete WSOP en su carrera en esta edición, Giuseppe Iadisernia (Venezuela), el único latino en esta competencia de elevadísimo nivel, consiguiendo el puesto 11º con un cobro por US$219.813, bastante sobresaliente, sin duda.
También Justin Bonomo (USA) quedó en el 10º lugar con US$219.813 e Isaac Haxton (USA) en el 8º con US$315.805, que se quedaba a solo dos pasos de la mesa final.

Victor Blom (Suecia) comenzaba liderando con un masivo stack de 27.675.000 puntos, en una mesa final que contaba con dos ganadores de múltiples brazaletes: Jeremy Ausmus (USA) con seis de ellos y Chance Kornuth (USA) con tres.
Sería precisamente este último quien con su salida en el tercer lugar daba paso al mano a mano final entre Jeremy Ausmus y Chris Hunichen, definiendo el encuentro en un pase muy interesante que de hecho Ausmus lideraba como amplio favorito ante un pequeño error de cálculo de su rival. Sin embargo la suerte juega su papel y esto fue lo que ocurrió:

Hunichen aumentó a 2.500.000 y Ausmus hizo un 3Bet a 7.500.000 que le igualaron.

Chris Hunichen (USA) reclamó este importante título en su carrera.

Flop: 9♥️ 5♠️ 2♦️, la apuesta de continuación de Ausmus fue por 7.400.000 y recibió el all-in de su oponente por 24.000.000 en total, que igualó.

Jeremy: J♠️ J♦️
Chris: 9♦️ 7♦️

Escenario favorable para Ausmus que lideraba con buena ventaja.

El turn fue un K♣️ y el river 9♣️, recordándonos a todos que la suerte y el azar juegan su papel en este juego. Con un giro impresionante, Hunichen reclamó, además de un enorme premio por US$2.838.389, su primer brazalete WSOP en su carrera y le negó a su rival el que habría sido el séptimo para él.

Tabla de cobros mesa final (US$):

Chris Hunichen (USA) – $2.838.389
2º Jeremy Ausmus (USA) – $1.892.260
3º Victor Blom (Suecia) – $1.311.091
4º Chance Kornuth (USA) – $932.725
5º Aleksejs Ponakovs (Letonia) – $681.796
6º Justin Saliba (USA) – $512.465

Isaac Ortega

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último del Poker

Suscríbete

Te mantendremos al tanto sobre lo último de poker

Suscríbete
×